¿CÓMO SE REALIZA UNA SESIÓN DE OUIJA?: Peligros, mitos y creencias.

Como todos sabéis, necesitamos un tablero que tenga inscritas las letras del abecedario, los números del 0 al 9, y a poder ser —es opcional— las palabras «sí, no, hola y adiós». Hay experimentadores que incluyen frases, pero no es necesario, lo atractivo del fenómeno es que el máster tenga que moverse por encima del tablero formando letra a letra las frases.

Además de la tabla, que puede ser comprada o fabricada por nosotros, nos hace falta un máster. Podemos utilizar un vasito, una moneda, una anilla de madera, etcétera. Cualquier objeto pequeño y que no pese demasiado nos puede servir. Es importante que podamos colocar los dedos encima.

En cuanto al número de participantes lo recomendado es que sean entre tres y cinco personas, aunque se puede experimentar siendo menos. Hay quienes aseguran que un solo experimentador puede hacerlo. Lo cierto es que esto puede ser frustrante, ya que las posibilidades de que funcione se reducen mucho si sólo la practica una persona. Mi recomendación es que el número de participantes sea de cuatro miembros.

La causa que se comunica mediante la tabla —supuestamente— necesita energía, y ésta la aportan las personas que ponen sus dedos en el máster, por lo que es mejor que sean cuatro participantes que no dos. En el caso de superar la cifra de cinco experimentadores puede convertirse en un engorro, más que nada por lo incómodo de la situación. Cuatro miembros sentados en una mesa donde el tablero se halle en el centro nos aportan comodidad, energía para las entidades y muchas posibilidades de que la sesión sea fructífera.

Para iniciar la sesión sólo es necesario colocar los dedos en el máster y preguntar algo. No hace falta encender velas, ni poner incienso, si invocar a nadie. Tampoco es relevante el hecho de llevarla a cabo a una hora determinada del día o la noche, ni siquiera el lugar donde experimentar es demasiado importante. Es cierto que si la practicamos en un enclave donde acontecen fenómenos paranormales es posible que los resultados sean más intensos, pero podemos realizar la sesión en cualquier parte.

Popularmente se cree que las preguntas que se formulan las tiene que plantear una sola persona, que es quien guía la sesión. Esto es falso, todos los participantes pueden realizar preguntas, incluso aquellos que observan la sesión sin participar de forma activa.

Lo que sí es importante es el hecho de llevar un cierto orden a la hora de preguntar, más que nada para no pisarnos unos a otros.

 

Algo sobre lo que pocas veces se habla pero que sin embargo es una cuestión muy delicada a la hora de realizar la Ouija, son las creencias de cada participante.

Por norma general, las personas religiosas creen que detrás del tablero de hallan manifestaciones demoníacas, pues consideran que esta práctica es satánica, y como tal los seres que se comunican son demonios.

Aquellos individuos vinculados a la nueva espiritualidad tienen un concepto diferente a los religiosos, creyendo que los seres que se presentan en el tablero son espíritus del bajo astral, o lo que sería lo mismo: personas que han muerto y que en vida fueron malvadas. Tienden a pensar que estas manifestaciones provienen de espíritus de asesinos, violadores, drogadictos, maltratadores, etcétera.

Hay quienes consideran que el origen de la Ouija es extraterrestre. También existen otras creencias como por ejemplo que es la mente del experimentador quien de forma inconsciente se comunica mediante el tablero. Incluso, algunas teorías —para mí muy probables— señalan como causa de las comunicaciones a seres espirituales procedentes de otra dimensión, los cuales nunca han sido ni serán terrenales. Son otra forma de vida que desconocemos. Posiblemente sean eso que desde tiempo remotos llamamos demonios, como bien afirma la religión.

Si a la hora de enfrentarnos a la Ouija nos dejamos llevar por nuestras creencias entonces tendremos un gran problema, porque la entidad que se manifieste jugara con esto para intentar controlarnos. Al religioso se le presentará como un demonio, al espiritual como un ser del bajo astral, al ufólogo como un extraterrestre, y así sucesivamente. Por tanto, es de suma importancia que aprendamos a dejar nuestras creencias a un lado a la hora de realizar la Ouija. Si no somos capaces de lograrlo, lo mejor es no experimentar, porque estaremos poniendo en peligro nuestra integridad mental y, posiblemente, física.

El ejemplo más claro lo tenéis en mis propias experiencias. Cuando me inicié en la Ouija creía que se manifestaban seres del bajo astral, ¿y sabéis cómo se identificaban?.. como asesinos y personas fallecidas, de mala calaña. Más adelante, cuando mis creencias fueron cambiando, ellos también variaron su modo de actuar y se presentaban como otro tipo de seres, hasta que aprendí a dejar mis creencias a un lado. En ese momento, las sesiones fueron de lo más variado, y aunque decían ser de todo, desde fallecidos hasta demonios, sus mensajes y conversaciones no tenían nada que ver con lo vivido anteriormente, donde intentaban meterme el miedo en el cuerpo.

Si uno aprende a evadirse de sus creencias y las deja a un lado, junto a los mitos y tópicos, ellos, —esos seres del otro lado— se dan cuenta y, como inteligentes que son, intentan cambiar su estrategia a la hora de controlarnos. El peligro no desaparece, pero sí que supone una complicación para estas entidades.

 yyurjpg

***

«¿Y si te dijera que no son muertos los que se comunican a través de la ouija? Son entidades espirituales que se alimentan de emociones humanas, las cuales se disfrazan de familiares muertos y de otros seres con el fin de engañarnos y manipularnos.» 

Miguel Ángel Segura lleva 15 años dedicados a la investigación seria y objetiva de este asombroso método de contacto. Hoy llega a conclusiones novedosas y sorprendentes que difieren de las teorías tradicionales. ¿Es peligroso practicar la Ouija?, ¿quién se comunica?, ¿pueden llegar a matarnos?, ¿son verdad todas las leyendas que nos cuentan?, ¿cómo hay que practicarla si queremos investigar de forma objetiva?, ¿todo el mundo es apto para experimentar con el tablero?, ¿podemos preguntar todo lo que queramos?, ¿tenemos que pedir permiso para cerrar la sesión?, ¿sirven de algo los rituales protectores o la invocación a entidades? Descúbrelo en este apasionante libro, donde el autor, además, hace pública por primera vez su sorprendente teoría con respecto al origen de las manifestaciones. También conoceremos casos sorprendentes que el propio Miguel Ángel Segura ha investigado de primera mano. ¡Después de leer este libro tu visión sobre la Ouija no volverá a ser la misma!

Si te interesa conocer el fenómeno de la ouija en profundidad te recomiendo mi libro OUIJA: ¿QUIERES SABERLO TODO SOBRE LA OUIJA? Está disponible en Amazon (sólo en papel). 

AMAZON ESPAÑA: https://www.amazon.es/dp/1544837577

AMAZON .COM: https://www.amazon.com/dp/1544837577 

VER TODO EL CATÁLOGO: www.miguelangelsegura.com/catálogo